Entre twitter y la consulta popular


En una reciente entrevista publicada en el diario El País, Nicholas Carr, ex director del Harvard Business Review y autor de varios libros sobre tecnología e información sostenía que el internet y las redes sociales nos están convirtiendo en seres superficiales, incapaces de procesar nada más que datos utilitarios y breves, mermando nuestra capacidad de reflexión y creatividad. 

Carr agregaba que gracias a las redes sociales y a la cantidad de links que encontramos en la web nos hemos convertido en grandes procesadores de datos pero, lamentablemente, en individuos incapaces de profundizar un tema, de concentrarnos en la lectura consciente de un libro y no en tweets o notificaciones de facebook.

Considero que Carr expone de manera clara los problemas actuales de la democratización de la tecnología y de la información, y, me considero, dentro de una juventud que está cada vez más involucrada en este revolucionario y fascinante mundo digital.

Sin embargo, también me doy cuenta de los preocupantes efectos que tiene sobre los jóvenes no reflexionar y convertirnos en meros transmisores de noticias o de opiniones de otros.

Frente a un tema de capital importancia como la reciente consulta popular/referéndum que ha presentado el gobierno, surge la pregunta sobre cuál será el rol de los jóvenes ante esta coyuntura. 

¿Nos hemos enterado lo que se pretende consultar a los ecuatorianos? ¿Hemos leído las 10 preguntas y lo que pretenden reformar? ¿Sabemos que la consulta se refiere a temas de organización de la justicia, de comunicación y de derechos individuales? Indiferentemente de nuestro apoyo o de nuestro rechazo al gobierno y a su proyecto, considero un deber el que los jóvenes, por lo menos de la comunidad de la USFQ, nos enteremos lo que está pasando el Ecuador en estos momentos.

Proponer un debate de ideas y de posturas no es algo que importa solo a los estudiantes de derecho o de política.
Nos guste o no, la consulta popular involucra a estudiantes de gastronomía, de medicina o de administración. En la vida práctica, las decisiones políticas afectan a todos.

Los jóvenes de la USFQ tenemos que ser el ejemplo de otros estudiantes universitarios, no distinguiéndonos por lanzar piedras en la calle o insultar a quienes piensan diferente, sino por ser los más enterados de lo que se discute en la sociedad, de involucrar a las nuevas tecnologías y trabajar por soluciones reales e innovadoras.

(*) Artículo publicado en el periódico Aula Magna de la USFQ

Comentarios

  1. Excelente artículo Esteban, la obligación última nuestra es utilizarlas para profundizar el debate de ideas! Saludos!

    ResponderEliminar
  2. El problema es la apatía, el problema es que "no me importa si no me tocan mis intereses ni mis bolsillos", el problema es que "los políticos son todos iguales", el problema es que "la política es para peliones" cuando bien decía Aristóteles que el ser humano es un ser social por naturaleza y por ende un ser político su conocimiento e intervención como bien dices no se encuentra supeditado a la profesión. Tu rol desde la próxima semana es fomentar esto e intentar mermar la apatía. Ana Belén Cordero

    ResponderEliminar
  3. muy bien dicho Esteban, por mas que en la consulta se traten temas juridicos, éstos tienen consecuencias para todos, les dejo un link de un debate sostenido en mi universidad en el que analizamos las 10 preguntas, un saludo desde cuenca,

    http://andresmartinez.wordpress.com/2011/04/17/consulta-popular-un-interesante-analisis/

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares