Entendiendo a Camila Vallejo



Camila es la carismática líder chilena de las protestas estudiantiles. En un pestañeo ha puesto de cabeza al Presidente Píñera y al país entero. Es guapa, hábil y popular. Pero no la entiendo. No entiendo que pida la gratuidad de la educación pública y que busque destruir a la educación privada pidiendo su estatización. 

Su propuesta no se queda en el mejoramiento de la misma sino en la completa gestión administrativa y económica del Estado. Y la plata, dice ella, que se la saque de los impuestos a grandes empresas.  Camila, lamentablemente, así no funcionan las cosas. 

Pedir más Estado para solucionar los problemas es como pedir ron para curar el chuchaqui. Solo lo empeora más. Sé que eres comunista de corazón, militante activa del Partido y tus acciones concuerdan con tu pensamiento, pero estás equivocada. 

Tu lucha puede hacer mucho daño a Chile, que hoy esta cara a cara con los grandes del mundo.  No acabes con lo que funciona mejor que en tus países vecinos. No liquides a tus compañeros.

Comentarios

  1. En una democracia tenemos el poder de decidir; aprovechar o crear las oportunidades para cumplir nuestros sueños, muchos de los niños de la "burbuja" tenemos raices humildes nuestras familias lucharon y salieron de la pobreza para brindar a las futura generaciones un mejor porvenir, con trabajo y dedicación todo se puede lograr, lo que a uno le cuesta conseguir se valora de verdad. Me pregunto ¿para que jugar a Robin Hood? cuando Chile ha tenido tantos logros en últimos años. Basta de jugar al socialismo es momento de trajar y sacar a Sudamérica adelante.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares