Coplas de fin de año

Ahora que se acaba el año, 
viejas coplas me he encontrado,
unas buenas y otras malas,
pero ninguna que haga daño.

Aquí no hay versos colorados,
no se alarmen ni se quejen,
no hacen falta los rosarios,
ni de que sus hijas me alejen. 

Lo que sí les digo es algo,  
y no me digan que no lo vieron;
que este año ha sido verde,
verdeagüita en todo lado.

Cartas, mails y hasta oficinas,
todo ha sido registrado,
ningún tipo se ha salvado,
y hasta al Cléver le han filmado.

Y ni me hablen del Yasuní,
que en poco tiempo será explotado,
¡pobre puma del oriente!
seguro al río será botado.

No me olvido del Snowden,
mucho menos de wikileaks,
pero si de diplomacia se trata,
nuestro canciller tuvo varios tics.

Las carreteras les agradezco,
aunque las sabatinas sí las detesto,
lo que pido es más prudencia,
más respeto y más decencia.

Por último…

Los de mi predilección,
la Constanza y la selección,
esos sí nos hicieron felices,
a pesar del Chiri y sus deslices.  

Estoy seguro mis amigos,
que el próximo año será mejor,
sobre todo si en Brasil ganamos,
¡Por goleada y con corazón!



©Publicadas en el Diario El Heraldo (martes 31 de diciembre de 2013)

Comentarios

Entradas populares