Falacias sobre el dinero electrónico

No hay que engañarse, es sospechoso el impulso que quiere dar el gobierno al dinero electrónico -que ya circula en Ecuador desde hace más de un año-

Podría tener consecuencias nefastas en el futuro. El argumento central que han utilizado es la necesidad de "modernizar" los medios de pago que circulan en la economía, agregando consideraciones más peregrinas como la de evitar robos en la calle o eliminar los grandes costos de traer los dólares de la Reserva Federal norteamericana al país.

Pero hay que aclararlo de una vez: para todo eso no hacía falta lo que han creado. 

El camino escogido es el equivocado. El esquema actual, comandado por un Banco Central administrador de "billeteras electrónicas", es una locura que podría derivar en algo tan sensible como la emisión inorgánica de dinero. Es decir, en la emisión de dinero sin sustento de ninguna clase.

La modernización es necesaria, es cierto. Pero el camino es otro. Sino veamos lo que sucede en el centro financiero más potente y avanzado del mundo: Londres. 

Aquí, en la mayoría de transacciones ya no se utilizan billetes ni monedas y con una tarjeta de débito se puede pagar desde un pan hasta un automóvil. 

Las máquinas que procesan estos pagos están en cada tienda y café y las tarjetas incluso se usan como boletos en el transporte público. En menor medida también se usan celulares Iphone mediante el sistema de pago de Apple.

¿Eso es una verdadera modernización de los medios de pago no? ¿A lo que quiere llegar el gobierno?


Pues bien, hay una gran diferencia. Aquí no juega ningún papel el "Banco Central" de Inglaterra. 

El proceso lo maneja cada banco privado con sus tarjetas de débito (a las que tiene fácil acceso cualquier persona mayor de edad) y la posibilidad de usarlas depende del dinero que se tenga en la cuenta. Así de simple. Dinero por dinero, en una relación entre banco y cliente. 

Haber metido al Banco Central en la ecuación más parece un intento de crear una moneda virtual paralela que por suerte no ha cuajado todavía. Hay que estar atentos y no perder de vista a éste "bitcoin" criollo.

*Artículo publicado en el Diario El Heraldo (domingo 10 de abril del 2016). 

Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo, su única razón es el control total del dinero y, con ello a las personas. De esa forma nos robarán más y no podremos defendernos. La libre circulación de dinero y del comercio nos permite una dinámica mejor que no bajo el control de los bancos que, no olvidemos, guardan nuestro dinero y, si hacen como acá en España, para sacar el dinero en más de cierta cantidad, debes rellenar formularios y comunicarlo si no lo haces, te lo pueden confiscar, como si fuera un dinero ilícito, ni siquiera lo puedes tener en casa salvo que lo cuentes, rellenes un formulario y lo comuniques tanto al Banco de España, como a la agencia tributaria, si no es así te acusan de un delito de blanqueo de capitales. Si tienes efectivo, aparte de dar explicaciones y demostrar que ni ki lo has robado o procede de drogas o de otras actividades delictivas. Eso sí es el Gran hermano, Es terrorífico. Pero la supervisión que deberíamos poder ejercer los ciudadanos, nos está vedada.
    El dinero, como ellos quieren no pasa de ser apuntes contables y, por ello los bancos tienen cada vez más control. Antes el banco debía tener el dinero que prestaba en la caja fuerte guardado y, si no era así, no se podía dar crédito. Ahora si pides un préstamo o un crédito, te dan la posibilidad de gastar hasta el límite del crédito firmado, pero no deja de ser un apunte contable, lo que debería ser ilegal, porque físicamente ese dinero no existe y te cobran gastos y comisiones por algo que no existe más que en esos apuntes. Ya ni siquiera el patrón Oro funciona, o al menos como debiera y, protesta por ello y te envían la inspección

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares